La importancia de conocer la estructura interna de tu piel

Conocer y entender como está estructurada nuestra piel te dará una mejor opción para cuidarla de numerosos problemas, protegerla de agresiones externas y mantenerla saludable y bella.

La piel es uno de los órganos más importante de nuestro cuerpo, nos protege del exterior y es el órgano sensorial más grande. La composición química de una célula de la piel es; 70% de agua, 27% de Proteínas, 2% de Lípidos, 1% Sales minerales. La piel tiene diversas funciones, como la de ser la barrera protectora entre la entrada y salida de sustancias a cargo de la capa cornea, nos protege de microorganismos potencialmente dañinos que se encuentran en el ambiente y nos protege del daño que puede producir la radiación solar (recuerda también cuidar diariamente tu piel de la luz directa del sol). Otras valiosas funciones son que permite la termorregulación mediante vasodilatación (sudor enfria el cuerpo y por vasoconstricción conserva el calor), también la piel es capaz de sintetizar Vitamina D3, esencial para mantener los niveles de calcio sanguíneo.

Como ya puedes darte cuenta, debemos prestarle mucha atención en su cuidado para mantener sus funciones vitales para nuestro organismo.

Como ya habrás visto o escuchado en otras ocasiones nuestra estructura de la piel está constituida una capa superficial (la epidermis), la cual protege al cuerpo y está en contacto permanente con el mundo exterior y por dos capas profundas (la dermis y hipodermis respectivamente).

Vamos a ver cual es la definición de cada una de manera sencilla.

Epidermis: Es la capa más externa de la piel, su estructura altamente dinámica, está siempre sometida a renovación permanente. Esta capa consiste principalmente en queratinocitos, melanocitos (responsables del bronceado) y células de Langerhans (células inmunes).

Sus funciones principales son:

• Mantener la piel hidratada

• Protegernos de la radiación solar

• Renovación celular

• Papel de barrera

• Protege de las lesiones y las agresiones externas

Dermis: Es el tejido subyacente a la epidermis, separado de ella por la unión dermoepidérmica. Aquí es donde las células se multiplican para remplazar las que se eliminan en la epidermis.